el Valle de Sensaciones

Las casas nos hacen sentir

Las casas nos hacen sentir

Un estudio de las construcciones de bajo coste del Valle de Sensaciones

Escondido en un valle de lados inclinados justo al sur de Yátor en Alpujarras, España, El valle de las Sensaciones es maravillosa creación artística de hermosos eco-edificios. El motivo principal de su origen era el de fundar un centro cultura y crear un “verdadero paraíso artístico”. Éste no es una ecoaldea o una eco-comunidad y hay pocos residentes. Achim, el fundador, organiza una gran variedad de cursos y talleres sobre habilidades prácticas sobre la construcción de eco-edificios (entre otras cosas) y por los que muchas personas de varios lugares lejanos viajan. Es un lugar experimental en donde el conocimiento es compartido y nuevas ideas son comprobadas a través de práctica.

Las zonas comunales y las mesas y sillas


Los mas sorprendente al llegar es la estética y la creatividad de cada edificio y los objetos creados. Abundan hermosas esculturas de madera, una estufa solar de cuidadoso mosaicos; ésta esta situada majestuosamente a la par de un set de sillas y mesas hechas de pequeñas ramas entretejidas. Hay, también, una construcción elaborada de metal la que es una lavadora, que funciona a través de pedales.

Adentro del espacio comunitario

Este énfasis en la estética es aún más evidente en los doce o más edificios que se encuentran en el lugar. En la cocina, en una casa grande octagonal de adobe con un techo de madera bilateral, varias ventanas y una puerta con formas onduladas desiguales de ramas de olivo deformes y vidrio recuperado que se ha cortado inspirado en imágines de la naturaleza – trabajos de arte manuales. Mosaicos coloridos cubren las paredes y las ramas son utilizadas como manijas para los armarios. En todos los lados la arcilla se ha utilizado para crear curvas y moldearlas en espacios para crear espacio. Dos lados del octágono están hechas de contrachapado o madera terciada (plywood) que se puede remover durante el verano para tener ventilación adicional. El techo con un gran alero que protege la arcilla está cubierto de asfalto para protegerlo del agua.


Casas en arboles

Dejando de ver la cocina hay una cabaña que es una cúpula geodésica arriba en un árbol de olivo. Hecha de garrotes de madera, está impermeabilizada con láminas de corcho y sus ventanas miran hacia más allá de un árbol – un lugar muy tranquilo. En otro sitio hay otra cabaña sobre un árbol – Casa 3 ‘alamos’ – con paredes hechas completamente de puertas viejas. Éstas están conectadas al suelo y techo a través de una serie de vigas atornilladas en cada extremo – creando un edificio que se puede mover conforme el movimiento del árbol. Estas cabañas, sin embargo, no tienen la finalidad de ser sitios de permanencia a largo plazo – son demasiado calurosas con este clima. Más bien son los edificios de adobe – incluyendo una habitación modesta y una tienda refugiada por la tierra que está construida de arcilla que se encuentra en el sitio (tan buena en su calidad que no hay necesidad de agregar arena a la mezcla) que están construidas para acomodarse al clima del área.


Construcción y escultura con arcilla

Adobe ha sido usado no solamente porque es un material fácilmente accesible, pero porque, si se obtiene el grosor indicado, mantiene los edificios frescos durante el día y templados durante la noche. El calor del sol se mantiene durante el día “viajando” por las paredes para dispersarse dentro de las habitaciones conforme la noche cae. También la arcilla es divertida (dando espacio a la creatividad), un material natural no-contaminante y robusto cuando se seca. Sin embargo, toma bastante tiempo en construir con ella – con cada capa en la pared teniendo que dejarla lo suficiente para que tome el peso adecuado, pero no lo suficiente para que se seque ya que hay que prevenir que las secciones se fundan. Idealmente es una tarea que se hace colectivamente porque requiere mucho tiempo y trabajo.


Los inodoros

Ellos también están experimentando con cuevas en el área intentando de mejorar las tradicionales casas subterráneas de la región con el uso de vidrio y absorción de sol controlada para aumentar la temperatura de las residencias que tienden a estar a un nivel de 16 grados centígrados o menos. Este es un interesante intento de mezclar el sistema tradicional con lo ecológico. Al igual como los cortijos, las cuales son pequeñas casas rurales hechas de piedra y madera, éstas normalmente son oscuras y por lo tanto pueden ser modificadas ecológicamente sin perder su tradición o encanto. Finalmente, el baño. Los lectores comenzaran a asumirá que yo estoy obsesionada con los baños de compostaje – pero simplemente estoy inspirada en el empeño que se le da para hacer un espacio funcional, un espacio agradable. En El valle de sensaciones el espacio para el inodoro y el baño son una visión de creatividad – altos y delgados bloques de cáñamos de concreto con techos curvos y una pared externa cubierta de mosaico – es algo completamente nuevo para mí.
Por lo tanto, los edificios aquí son una magnífica mezcla de materiales locales, estética inspirada por la naturaleza y bajo costo. Solamente unos cien euros se gastaron (en cada edificio) en materiales, los cuales además de poder encontrarse en el área, nadie los puede reclamar. El costo de mano de obra puede ser significante, sin embargo, es claro que se espera que los voluntarios trabajen diligentemente.

El mayor problema que encuentran los que viven en esta área ha sido la planificación. La mayoría de las personas con las que hablé describieron a las leyes de planificación y su aplicación como un completo misterio. De lo único que se está es que nada está seguro y de que nunca se sabe que es lo que es legal o no. Todo depende de con quién se hable y todo puede cambiar dependiendo del cambio de la burocracia local. El valle de las Sensaciones se ha enredado dentro de este sistema por 8 años y solamente se ha encontrado con demoras y denuncias (reportes oficiales de mala administración lo cuales pueden llevar a multas, casos presentados en la corte por obstrucción, pero normalmente son ofensas menores). Los efectos de las leyes españolas siendo tan poco específicas llegan a ser costosas (financialmente y consumientes en relación a tiempo) para obtener permisos y la incertidumbre del resultado disminuye el interés para seguir con el proceso legal. Tal inseguridad puede se difícil, y no se sabe si es un poco mejor el sistema tan restricto de negro y blanco en Inglaterra para la planificación, el que tiende a no tener ningún tipo de misterios.
Lo más importante que me llevé de mi corta visita a El valle de Sensaciones, fue que vale la pena pensar cuidadosamente sobre la estética de un edificio – no solamente el diseño o el volumen, pero también los colores y las texturas. Esto, el como una casa nos hace sentir, talvez es una de los criterios más cruciales cuando juzgamos el éxito de un edificio.